martes, 23 de diciembre de 2014

Homenaje a los inmigrantes por Delia Montoya

Juan Cruz Peñalba Montoya escribía esta introducción para presentar esta bella poesía escrita por su madre radicada en la Ciudad de Casbas; agradecemos su autorización a publicarla y la motivamos a continuar escribiendo.
Amigos, les dejo una vivencia escrita por mi querida madre, un hermoso poema hecho desde el corazón, espero que les guste.

PROSPERO Y MARÍA
Prospero y María vinieron de Italia,
Como tanto otros cargados de sueños,
Primero vino Prospero, al tiempo María,
Dejaron un pueblo Plateado de Escamas,
Un pueblo de pescadores.
María… sensible, lloraba en el viaje,
Dejaba a su madre y algunos hermanos,
Sus más caros afectos.
Mirando hacia atrás cada vez más lejos,
De esa hermosa tierra!!!
Una leve angustia se metía adentro,
María pensaba, quizás ya no volvería a verla.
Navegaron mares,
Por un mes entero,
El sol, las lluvias y el viento salado,
Curtieron sus rostros.
Pero un día en el horizonte,
Se dibujo una silueta,
Sus ojos asombrados no podías creerlo,
Era ¡America Latina!, tierra de sueños.
Que felices estaban ellos,
Lloraban, reían,
Y por cosas de la vida,
Pisaron tierra Argentina.
Era extensa, verde y libre,
Esa tierra prometida,
Vinieron a “hacer la América”,
Al menos eso decían…
Se instalaron en un pueblo,
Rodeado de campos verdes,
De lagunas y trigales,
Llamado Laguna Alsina.
Prospero, pescador,
Navegaba esas lagunas,
María criaba hijos,
Y cuidaba de ese hogar.
Iba de acá para allá,
Limpiando y cocinando,
Ricas comidas italianas.
Y en reuniones familiares, contaban largas historias,
Bailaban la tarantela,
Tenían en sus ojos,
Toda la nostalgia de su tierra amada.
Prospero partió para el cielo,
Hace ya bastantes años,
María hace poco tiempo.
Te quise mucho María,
Tu casa fue el refugio de charlas, risas y sueños,
Junto a tus queridas hijas,
Mis entrañables amigas.
Si hicieron o no la América,
Eso quien podrá saberlo?
Si sabemos que quedó el capital más preciado,
Hijos, nietos y bisnietos.
Sus raíces en Italia, sus frutos en Argentina,
Sus historias no morirán,
Seguro serán contadas,
En mesas de navidad.
Prospero y María,
Tenían en sus miradas,
Toda la nostalgia,
De su bella Italia.
(Homenaje a los inmigrantes del cual todos formamos parte)
Delia Montoya.-
Publicar un comentario